viernes, 20 de junio de 2008

Mociones

Las mociones son, tal cual lo indica la palabra, peticiones de que se considere una situación o propuesta. Durante el desarrollo de las sesiones formales (tanto en el Debate en general como en el Debate en particular), todo delegado podrá hacer uso de ellas de acuerdo a los procedimientos formales requeridos. En las instancias informales, se supone que puedes prescindir de ellas totalmente. También es importante que tengas en cuenta que las mociones no implican un diálogo con la Presidencia y que luego de formulada se debe aceptar lo indicado por la misma y tomar asiento.

  • Moción de privilegio: es utilizada por el delegado que se considera disminuido (o afectado) por una cuestión externa. ¿Qué significa esto? En las Naciones Unidas, una moción de privilegio es prácticamente equivalente a no alcanzar a escuchar a la persona en uso de la palabra. Es muy poco usual que se presente por alguna otra situación. Tras haberse expresado una moción de privilegio, la Secretaría General hará lo posible por paliar el problema. Una moción de privilegio no necesita avales para presentarse, y puede hacerse en cualquier momento, aún si un delegado está en uso de la palabra. Para ello debes levantar el cartel de tu país diciendo a viva voz “moción de privilegio”. Luego de que la presidencia diga “ a lugar ” y hayas recibido el micrófono, puedes formular tu moción poniéndote de pie y diciendo, por ejemplo: “ Sr./Sra. Presidente, la delegación de Italia no puede oír con claridad ” . Luego de esto la Presidencia ordenará que se resuelva la situación (generalmente pide al delegado que levante el tono de voz o a un ujier u otra autoridad del Modelo que se acerque a levantar el volumen del aparato)
  • Moción de procedimiento parlamentario: es utilizada por el delegado que tiene dudas al respecto del procedimiento que se lleva a cabo. En general se debe a que por alguna distracción no se escuchó o no se entiende lo que el Presidente dijo que se va a hacer. Puede pasar también que se dude de los procesos o anuncios que el Presidente acaba de realizar, ya que puede suceder que por algún desliz, diga cosas como “... y quedará aprobada por una mayoría absoluta de dos tercios... ” . En fin, estas cosas pasan y es bueno que haya siempre algún delegado atento. También sirve para solicitar a la Presidencia que repita el último procedimiento que anunció, como por ejemplo si justo anunció cuales serán los tiempos de los oradores en el Debate cerrado de una enmienda y no se estaba atento. Mucho cuidado con esto, pues Presidencia puede negarse y no dar a lugar si la delegación ha tenido un comportamiento indisciplinado previamente o si muchas veces han estado desatentos; tampoco hará a lugar si lo que se pregunta no es una duda sobre procedimientos parlamentarios (como por ejemplo, si se pregunta cuál fue el resultado de la votación de la última enmienda). Para pedir una moción de procedimiento parlamentario no hacen falta avales, pero al momento de peticionarla nadie debe estar en uso de la palabra, es decir, se debe esperar a que quien está hablando termine de hacerlo. NO puede usarse esta moción ni una de privilegio para pedirle a un delegado en uso de la palabra que “repita lo último que dijo, que no se escuchó”: en este caso, lo que corresponde es pedir moción de privilegio al instante en que no se oye para evitar perder el resto de la alocución. NO puede pedírsele después que repita algún fragmento y menos todo el discurso. Para pedir esta moción se realiza el mismo procedimiento que en el caso anterior. Cuando nadie está en uso de la palabra debes levantar el cartel de tu país diciendo a viva voz “moción de procedimiento parlamentario” , luego de que la Presidencia diga “ a lugar ” y te acerquen el micrófono puedes formular tu moción poniéndote de pie y diciendo, por ejemplo: “ Sr./Sra. Presidente, la delegación de Venezuela desea saber de cuántos minutos será el cuarto intermedio ” (si es que la Presidencia olvidó anunciarlo).
  • Moción de orden: es utilizada por el delegado que pretende interrumpir el curso del debate y proponer una opción al mismo. Se debe proponer cuando nadie está en uso de la palabra y se necesita al menos un aval. En general, en las Naciones Unidas, una moción de orden se utiliza cuando:
a) Se desea pedir un cuarto intermedio

b) El Debate en particular está viciado y se quiere pasar ya a la votación del proyecto

c) Se desea prolongar la duración del debate y en el Modelo en particular cuando

d) Se pretende proponer un tema no previsto en la agenda (en el Modelo esto es válido sólo para los órganos plenarios, puesto que el Consejo de Seguridad ya tiene agenda abierta).


Analizaremos estos casos.

a) Un cuarto intermedio es un período de tiempo por el cual todas las autoridades del Modelo se retiran del recinto, y así los delegados pueden hablar informalmente entre ellos. Una delegación pide un cuarto intermedio cuando considera que un grupo numeroso de delegaciones necesita dialogar libremente sobre alguna cuestión. Por ejemplo, si un país que el bloque había elegido como orador emitió un discurso diametralmente diferente al que el bloque había oído y discutido, y muchos se sienten molestos; o por ejemplo, si se nota que es necesario negociar nuevas enmiendas al proyecto de resolución que se está debatiendo en particular. Los cuartos intermedios tienen siempre una duración determinada. Si el delegado no la sugiere al hacer la moción, la Presidencia puede sugerirla. Si el tiempo no es coherente con lo pedido, Presidencia puede sugerir otra duración o rechazar la moción. Por ejemplo, no se puede pedir un cuarto intermedio de media hora alegando que “las delegaciones están sorprendidas ante los discursos emitidos que parecen no tener relación con el tema y quieren rever un poco sus puestas”, porque se supone que tenían el tiempo suficiente para preparar los discursos; la idea sería tener diez minutos como para repasar y tratar de mejorarlos un poco.

b) A veces, el proyecto de resolución en debate no da para mayores discusiones, quizás porque el proyecto es realmente muy bueno o porque las enmiendas que le hicieron lo son. Entonces sucede que las delegaciones pasan a decir nimiedades o frivolidades y el debate se vuelve bastante tedioso. Ante esto, alguna delegación puede proponer que se pase a la votación del proyecto, alegando estas razones. De esta forma a veces sobra tiempo como para que la Presidencia decida discutir algún otro proyecto en Mesa.

c) A veces sucede que la discusión es muy polémica y cuesta llegar al consenso, o que los delegados están trabajando muy intensamente en el tratamiento del tema. En estos casos puede que el tiempo previsto para el Debate no sea suficiente y se desee un tiempo extra para continuar. Cualquier delegado puede proponerlo a la Presidencia, alegando los motivos pertinentes.

d) Debido a intereses que escapan a esta explicación (pues serán los delegados mismos los que deben descubrir qué ventajas y desventajas hay en tratar temas fuera de la agenda), puede suceder que se deseen tratar tópicos que no sean los previamente estipulados para cada Órgano. Pueden proponerlo mediante mociones de orden, siempre y cuando tengan un motivo mínimo para querer tratar el tema y que la materia corresponda al ámbito del órgano que está sesionando. Se debe tener en cuenta que para proponer un tema no previsto para que sea tratado, el Órgano no tiene que estar discutiendo ningún otro tópico, es decir, que si se está debatiendo en particular determinado tema y se quiere proponer otro primero se debe “cerrar” el debate sugiriendo, mediante una moción de orden, pasar a la votación del proyecto de resolución. Si la moción es aceptada y el proyecto es votado se puede proponer una nueva moción de orden para tratar el asunto deseado. Cabe recordar que en las Naciones Unidas las sesiones duran varios días, por lo que los procedimientos para plantear tópicos fuera del dietario son otros. La moción de orden sólo puede proponerse cuando nadie está en uso de la palabra y se necesita al menos un aval para proponerla. La dinámica es la siguiente: el delegado propone la moción levantando el cartel de su país y diciendo a viva voz “moción de orden”. Luego de que la Presidencia la acepte (pues puede rechazar la mera proposición y responder “no a lugar”) pedirá que se demuestren los avales diciendo “¿quién la avala?”. La delegación que avale la moción deberá levantar el cartel de su país y el delegado que pidió la moción deberá ponerse de pie y esperar que la Presidencia le dé la palabra para expresarla brevemente diciendo, por ejemplo: “Sr. /Sra. Presidente, la delegación de Canadá considera que el debate esta viciado y sugiere pasar a la votación del Proyecto de Resolución”. La Presidencia decidirá si va a dar o no a lugar la moción y si es aceptada, el Presidente la enunciará y la someterá a votación. Esto es debido a que la moción de orden plantea un cambio en el normal curso del Modelo, por lo cual deben ser los mismos delegados los que aprueben este cambio. Las mociones de orden se aprueban por mayoría absoluta. Las mociones, bien usadas, se traducen en una proyección de los delegados por sobre su desenvolvimiento en las sesiones. Mal usadas significan un avance por sobre el manejo del debate, tarea que le concierne a la Presidencia y por lo tanto se traduce en una imagen negativa de la delegación. Existen otras situaciones por fuera de las aquí ejemplificadas que ameritan el uso de mociones, pero no son las más usuales. Lo mejor será que consultes con tu Asesor de Bloque ante cualquier situación que no puedas tipificar.

MUY IMPORTANTE: En la sección “Reglas de Procedimiento” se explica detalladamente el procedimiento que se debe seguir para pedir cada una de las mociones.